Carnemobil, el paso de la industria cárnica hacia la era digital - Expansión

Las innovaciones tecnológicas han transformado muchos ámbitos de la sociedad y han revolucionado muchas industrias, mercados y negocios. Es innegable que la mayoría de los consumidores se han acostumbrado a las virtudes de la era digital.

La Food Tech Startup Mexicana, Carnemobil es una plataforma tecnológica dedicada a la comercialización de proteínas cárnicas. Esta solución innovadora de venta conecta a clientes, proveedores, distribuidores y franquiciatarios.

Se trata de una nueva startup, asentada en Monterrey, Nuevo León, cuya idea surgió al detectar una gran oportunidad en la industria cárnica en México, sobre todo en la parte de última milla.

Carlos Enríquez, fundador y director General de Carnemobil comparte que a pesar de que hay oferta en carnicerías, pollerías, autoservicios y similares, percibió que faltaba una estandarización en cuanto a calidad, precios, empacado y un servicio de entrega que satisficiera las necesidades de los consumidores actuales.

De este modo, al detectar esa oportunidad, se decidió emplear las tecnologías más innovadoras para revolucionar la industria cárnica, un sector que permanecía prácticamente igual durante décadas.

Enríquez afirma que los negocios en el mundo están cambiando y, México no será la excepción. “Hoy en día los negocios se hacen en colaboración, ya no son pirámides, sino grandes redes a disposición de cualquiera que las quiera aprovechar, gracias a la tecnología”.

Con esta visión, la propuesta de Carnemobil es una fusión de tiendas de proteínas con sucursales físicas y virtuales, con delivery directo a la casa o negocio del cliente.

Definiéndose como una “C – Store de proteínas”, este emprendimiento fusiona el mundo digital con el mundo físico y la industria de las franquicias en un mismo concepto.

Los principales productos son carne de res en sus dos principales ramas: cortes finos para asar como Rib eye, New York, Filete, Tomahawk o Porter House y los productos del día a día como Milanesas, carne para hamburguesa, chamberete para los caldos, así como productos derivados del cerdo y del pollo.

Aunque en el presente opera con seis unidades físicas y delivery en el área metropolitana de Monterrey, la Startup tiene planes sólidos a mediano plazo para abrir una sucursal física por mes y ampliar la entrega a todo el área conurbada de Monterrey, después en Ciudad de México.

En ese plan estratégico que se busca poner en marcha, resalta que 70% de las sucursales sean propias y 30% franquiciadas. Por lo pronto, analizan que este modelo llegue a territorios como CDMX, Querétaro y León.


Publicación más antigua